Catálogo Venta del Barón

Inicio / Catálogo Venta del Barón

Venta del Barón

El perfecto aromatizador

Introducción

Venta del Barón acude a la leyenda del Barón de Santaella para dar nombre a este virgen extra único.

En primer lugar, el Barón de Santaella fue condenado por Enrique III a construir la torre de Malmuerta en castigo por la muerte de su mujer en un arrebato de celos. Debido a ello, sus descendientes, desposeídos del título, se instalaron en la Sierra de Priego y allí se dedicaron durante generaciones al cultivo y molturación de las aceitunas de la sierra, extrayendo de ellas un aceite de oliva virgen extra, dulce, ligeramente afrutado y de tan extraordinaria calidad que el propio rey, al probarlo, decidió restituirle el título de “Barón” al ventero, Venta del Barón.

Nuestra inspiración

Puesto que, en el corazón de Andalucía se encuentra la Denominación de Origen Priego de Córdoba, que cuenta con una extensión de cultivo muy reducida, apenas 30.000 hectáreas de olivos centenarios, integrada, en parte, en el Parque Natural de las Sierras Subbéticas. Estas especiales características, unidas a un microclima único, permiten la obtención de aceites de una gran calidad Venta del Barón, con un carácter exclusivo, merecedores de reconocimientos internacionales como es el caso de Venta del Barón.

Además, el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Priego de Córdoba vigila la calidad de todos los aceites bajo su denominación y, muy especialmente, los aceites de oliva virgen extra, cuyas características organolépticas han propiciado que este producto abandere, con toda propiedad, la llamada Dieta Mediterránea.

Sabiduría en las manos

En plena Sierra de Priego, las cuadrillas de artesanos recolectores se adelantan al tiempo desprendiendo a mano una selección de las primeras aceitunas verdes de cada campaña. Además, las variedades Hojiblanca y Picuda van cayendo al manto bajo el olivo y se libran de hojas y ramas antes de cargarlas en cajas especiales para que el peso de las olivas no dañe los frutos.

Por ello, los recolectores lo llaman “peinar” y ordeñar el olivo. Por lo que en nuestra familia lo llamamos sabiduría y respeto a una tradición que cuenta con casi 3.000 años en la historia para conseguir Venta del Barón.

Creación de “Oleum ex albis ulivis

Cola Almazara de Muela en Priego de Córdoba, es el final del camino para todos los recolectores. La molturación se lleva a cabo en frío, reduciendo el tiempo de extracción y seleccionando sólo la flor del aceite, según las estrictas normas de la Denominación de Origen Priego de Córdoba. Por lo tanto, esta molturación se produce tan solo unas horas después de la recogida (menos de 10h), para preservar todos sus aromas y conseguir el auténtico Venta del Barón.

Como resultado, es un Venta del Barón denso y luminoso que sólo representa el 10% de lo que otros sistemas pueden extraer. Es el primer zumo del fruto virgen, la flor de todos los aceites, que reposa quince días para decantar por gravedad, para finalmente, convertirse en un auténtico “Oleum ex Albis Ulivis” (aceite procedente de aceitunas verdes).

El perfecto aromatizador

La cata de Venta del Barón nos adentra en un frutado intenso de aceituna verde con notas herbáceas, tal vez hierbabuena, cáscara de almendra, plátano y manzana. Reminiscencias a hortalizas tales como el tomate y la alcachofa.

También, la entrada en boca de Venta del Barón es dulce, ligeramente amargo y picante en progresión. El retrogusto es almendrado.

Muy complejo, equilibrado y armónico en todos sus atributos olfato-gustativos.

El Venta del Barón es el mejor aromatizador para desayunos (con pan Rústico), aperitivos, ensaladas complejas y cualquier plato para darle un

Premios

Más de 150 premios en 17 países

Back to Top
Abrir chat
1
Hola, ¿En qué podemos ayudarte?