Aceituna arbequina

aceituna-arbequina

Aceituna arbequina

Aceituna arbequina

En el mercado existen numerosos tipos de aceitunas. Cada una tiene unas características que la hacen única. En el caso de la aceituna arbequina, hay que destacar que es una de las que más se cultivan en nuestro país. Se cultiva por varias zonas ya que se trata de un tipo de aceituna que resiste diferentes suelos y diferentes climas. A la hora de llevar a cabo la plantación de los olivos es fundamental tener en cuenta estos dos aspectos. No en todos los lugares se pueden cultivar los mismos tipos de aceitunas.

En Mueloliva trabajamos desde uno de los lugares de España que cuenta con un clima más cálido. Estamos en Priego de Córdoba y es en esta zona en la que cultivamos nuestras aceitunas, entre las que se encuentran otras como la picual, la picuda o la hojiblanca. Con ellas elaboramos nuestros aceites de oliva virgen extra, productos de calidad pensados para que nuestros clientes encuentren la mejor opción en nosotros..

 

 

El origen de la aceituna arbequina

La aceituna arbequina proviene de Cataluña. Su nombre viene de la localidad de Arbeca, ubicada en Lérida. Se trata de un tipo de aceituna que también se cultiva por otras partes del mundo, gracias a su buena adaptación a los diferentes climas y a los diferentes tipos de suelos. Por eso es una de las aceitunas más internacionales. En nuestro país también es una de las más importantes. En España representa más de la mitad de las plantaciones de olivos gracias a su versatilidad a la hora de cultivarla y producirla.

Se trata de un tipo de aceituna de maduración rápida y que no se arraiga demasiado al árbol. Esto hace que su recolección sea temprana y sencilla, algo muy positivo a la hora de trabajar en la producción del aceite de oliva virgen extra. No hay que dejar que la aceituna madure más de la cuenta puesto que llegará a un estado de oxidación que hará que se pierdan sus propiedades.

 

 

 

Las características de la aceituna arbequina

En cuanto a su forma la aceituna arbequina es corta y elíptica. En cuanto al color es verde y tienda a un tono amarillento conforme avanza el proceso de maduración. Esto influye en el color del aceite arbequina, un aceite verde pero tirando a amarillo. Se trata de una aceituna fácil de trabajar. Pese a su pequeño tamaño se puede extraer de ella bastante cantidad de grasas para elaborar el aceite de oliva virgen extra. Esto unido a su recolección temprana hace que en el año se pueda elaborar desde bien temprano AOVE de esta variedad.

Para contar con un aceite de oliva virgen extra de calidad es importante trabajar bien la aceituna desde el cultivo hasta el envasado del producto. Por eso es fundamental elegir tipos de aceitunas con los que se pueda trabajar bien, para así asegurar un buen resultado. La aceituna arbequina, si se sabe trabajar bien, siempre es una buena opción

 

El aceite arbequina, resultado de la aceituna arbequina

A la hora de elaborar AOVE con aceituna arbequina tenemos como resultado el aceite de oliva virgen extra arbequina. Se trata de uno de los aceites más suaves y aromáticos que se pueden encontrar en el mercado. Si el aceite picual se caracteriza por su amargor y fuerte sabor, al arbequina le ocurre todo lo contrario. Apenas deja regusto y no eclipsa el sabor de los alimentos con los que se mezcla. En cuanto al aroma, el aceite arbequina es afrutado y almendrado. Un aroma que ayuda a potenciar su suavidad en boca.

Esta suavidad lo convierte en un gran aliado a la hora de cocinar. Tiene usos muy diferentes. Por un lado es idóneo para utilizarlo en ensaladas y desayunos. También es perfecto para elaborar salsas. Gracias a su sabor suave, también es muy apropiado para elaborar repostería, ya que no restará sabor a las elaboraciones pero le dará un buen toque de consistencia.

 

 

Mueloliva, aceites con diferentes tipos de aceitunas

En Mueloliva trabajamos con diferentes tipos de aceitunas. Un trabajo que tiene como resultado una amplia variedad de aceites de oliva virgen extra. Contamos con tres gamas de productos diferenciadas. Por un lado la Venta del Barón, elaborada con aceitunas hojiblanca y picuda. Por otro lado Mueloliva Picuda, una de las variedades con un sabor más intenso. La aceituna picuda es una de las que más amargor presenta, de ahí su intensidad. Y en tercer lugar tenemos la Mueloliva Clásica, elaborada con una mezcla de aceituna picual y hojiblanca.

Si algo destaca de nuestros aceites de oliva virgen extra es su calidad. Cuidamos todo el proceso de elaboración, también el envasado. Un envasado que se puede encontrar de diferentes tipos para así adaptarnos a las necesidades de cada cliente. Cualquier duda o consulta sobre cómo trabajamos las aceitunas estaremos encantados de resolverla a través de las formas de contacto

 

 

Si tienes un duda, contacta con nosotros

¿Conoces la marca Mueloliva?

¿Dónde nos conociste?

 

Acepto la política de privacidad

No hay comentarios