Cómo se hace el Aceite de Oliva

cómo se hace el aceite de oliva

Cómo se hace el Aceite de Oliva

¿Cómo se hace el Aceite de Oliva?

Uno de los rasgos que determinan la calidad del aceite de oliva es su proceso de extracción. En cada una de las etapas que componen la producción del aceite de oliva se llevan a cabo una serie de actividades a través de las cuales se respetan las cualidades naturales que éste posee. Algo que se hace para que el producto llegue al cliente final con sus máximos beneficios. En muchos casos gran parte de los consumidores de aceites se preguntan cómo se hace el aceite el aceite de oliva, característica que les ayuda además a conocer de primera mano qué tipos de aceites existen en el mercado y cuál se adapta mejor a sus gustos. 

En la actualidad la gran mayoría de los aceites que están pueden consumirse han sido producidos en almazaras industriales. Sin embargo, el proceso de producción del aceite, aunque adaptado a los avances tecnológicos, continúa siendo igual que antaño, siguiendo los mismos pasos. Una actividad milenaria que se remonta a la época romana. 

 

 

Cómo se hace el aceite de oliva una tradición milenaria

El primer paso para realizar aceite de oliva de calidad como los el que ofrecemos en Mueloliva es la recolecta. Esta primera parte determina en gran medida el aspecto final del producto y cualidades tan importantes como su sabor, densidad o naturaleza, entre otros. Esto es debido a que durante el proceso de recolecta, puede optarse por mecanismos más mecanizados o más naturales. Dependiendo de qué tipo de proceso se lleve a cabo la aceituna puede resultar dañada, por eso es esencial que se tenga un especial cuidado en la que es la primera fase, una de las más importantes para la elaboración de un buen aceite.

La formación del aceite se inicia en fases muy tempranas del crecimiento de los frutos que lo producen, las aceitunas. Por eso que determinadas situaciones como las incidencias climáticas, las operaciones llevadas a cabo directamente en el cultivo, los ataques de plagas o el cuidado de los olivos determinan de forma básica la calidad del aceite.

En Mueloliva somos conscientes de la importancia de este mimo necesario en los primeros estadíos del proceso. Por eso nuestros olivos están siempre vigilados, para dar los mejores resultados finales. Nuestra familia cuida cada detalle para que los aceites nunca bajen de su estatus de excelencia. De esta manera, llevamos nuestros productos desde la Subbética Cordobesa al resto del mundo. Elaborados con el máximo cuidado y con toda la paciencia requerida para dar lugar a productos tan galardonados como la Venta del Barón, considerado uno de los mejores aceites del mundo.

 

 

 

Cómo se hace el Aciete de Oliva, molturar las aceitunas

Antes de molturar las aceitunas han de separarse las aceitunas que se han recogido del suelo de las que se han recolectado del árbol. Esto es esencial para entender cómo se hace el aceite de oliva ya que en caso de las segundas el aceite producido será de mayor calidad. En el mismo proceso se le quitan las impurezas entre las que puede haber hojas, tierra y otros elementos. 

El siguiente paso tras esta división es pasarlas por una primera prensa. Para ello nos ayudamos del tradicional molino a través del cual se lleve a cabo este paso. En la antigüedad este proceso se realizaba a través de piedras de molinos, sin embargo los avances en este sector hace que hoy en día pueda hacerse a través de un molino de martillos. De esta primera prensa se extrae el aceite más puro y denso. Pero aún no listo para el consumo.

Tras este paso se lleva a cabo el batido de la masa. A través de este proceso se separa la pulpa del hueso, el agua o la vegetación que todavía siga existiendo.  Esta actividad debe durar al menos una hora y realizarse a una temperatura de entre 24 y 27 grados. Estas características ayudarán que la separación sea efectiva. Del resultado de este tercer paso se extraerá un aceite de una primera prensada en frío.

 

Prensado de la masa, cómo se hace el Aceite de Oliva

Una vez que se ha llevado a cabo el proceso anterior llevamos a cabo un prensado en el que se extrae el zumo depurado de la aceituna de la pasta resultante. La separación de la pasta del alpechín. El líquido que se obtiene en las prensas es una mezcla de aceite (aproximadamente un 30%) y de alpechín (un 60%), además de materias sólidas que aún siguen formando parte del conjunto y que tienen que ser eliminadas. 

Este proceso se lleva a cabo a través de un conjunto de tamices dotados de vibración que dejan a un lado los sólidos. Pero también puede llevarse a cabo la misma separación a través de una actividad basada en la diferencia de densidad, el decantado. El aceite (con menos peso) se irá depositando arriba a diferencia del alpechín que se quedará en el fondo.

 

 

Filtrado del aceite, el último paso para entender cómo se hace el Aceite de Oliva

Para disfrutar de un producto sin ningún tipo de impurezas se lleva a cabo un colado del aceite de oliva resultante a partir del cual puede consumirse de forma directa. Este tipo de filtrado es opcional, ya que en la mayoría de ocasiones el aceite (si ha sido recolectado del árbol) puede consumirse en este paso. 

En algunos casos como último paso se incluye en tras este filtrado lo denominado como refinamiento del aceite de oliva. Este es el proceso químico a través del cual se mejoran algunas de las características del aceite como, por ejemplo, la acidez. Una forma de corregir de manera industrial las características naturales del oro líquido y sus cualidades organolépticas. 

 

 

El siguiente paso es acabar con todas las impurezas y proceder al embotellado. Este último paso determina cualidades importantes que inciden en la calidad del producto y que tienen que ver con su perdurabilidad y uso en nuestro día día. En Mueloliva tenemos disponibles varios tipos de envase entre los que destacan los de cristal, pet y metal. Puedes verlos en nuestra shop online.

 

 

Si tienes un duda, contacta con nosotros

¿Conoces la marca Mueloliva?

¿Dónde nos conociste?

 

Acepto la política de privacidad

No hay comentarios